Eres lo que comes, ¿qué pasa con lo que se refiere a la ropa que llevas?

fastFashionMuchas veces oímos decir «Eres lo que comes». Si comes sano eres sano y al revés. ¿Nos hemos parado a pensar alguna vez qué pasa con la ropa que llevamos?
¿Eres como te vistes?
La moda es una forma de expresión y demostración de quien eres o quien te gustaría ser. Queriendo o sin querer te da una identidad y le da forma a tu imagen.
Hay personas que compran determinadas marcas para unirse a un grupo o comunidad en concreto. También están las personas que se visten según las últimas tendencias que llevan las influencers para demostrar que siempre van a la última para marcar tendencias. Podemos decir que llevan prendas de usar y tirar, no solamente por el poco tiempo que están de moda sino también por su pésima calidad. Hace años, se hacían dos colecciones al año. Se inspiraban en los desfiles de las pasarelas para sacar semanas o incluso meses después en las tiendas nuevas colecciones. Poco a poco se ha ido incrementando y ahora muchas marcas sacan prendas nuevas cada semana para poder ir siempre a la última. ¿Qué consecuencias tiene el concepto ‘Today it’s hot, tomorrow it’s not‘?

¿Por qué es malo el fast fashion?

Las tendencias pasan más rápido de moda.
Gracias a la continua oferta cambiante, las tendencias también pasan más deprisa de moda. Antes comprabas una prenda a principio de temporada e ibas a la última durante la temporada entera con tus prendas inspiradas en las pasarelas. Y ahora sin embargo a mitad de temporada ya vas ‘pasada’. Aunque mucha gente desmienta que es sensible a la moda, la mayoría, sobretodo jóvenes, se sienten presionados para comprar ropa nueva más a menudo.

Presión en la cadena de producción.
Dado que el tiempo entre la realización del diseño y el momento en que ese diseño se pone a la venta en las tiendas se ha disminuido drasticamente, se ha aumentado la presión sobre la cadena de producción. Los dueños de las fábricas se ven presionados por tener que producir cantidades siempre más grandes en un periodo cada vez más corto. Ellos mismos son los que tienen que forzar a sus empleados a trabajar más tiempo, y estos a su vez se sienten obligados a hacerlo para no perder su empleo. De hecho, si no siguen trabajando y con esa presión, no llegarán nuevos encargos a la fábrica y perderán el empleo igualmente. Como hay una competencia muy elevada entre fábricas, las marcas siempre encuentran a un fabricante que esté dispuesto a realizar el trabajo en condiciones óptimas para la marca, lo que implica bajos precios y fechas de entrega muy exigentes.

Más basura, contaminación y gasto de agua.
En España llevamos una camiseta una media de 10 veces. Por el marketing continuo de las marcas hemos ido comprando ropa, aunque no nos hiciera falta nada nuevo. Esto tiene un impacto enorme en la industria textil. No solamente ha crecido la industria de la moda con nuestro dinero sino también se necesita cada vez más tierra, agua y químicos. ¿Sabías que se necesitan unos 2700 litros para confeccionar una camiseta? Al llevar una camiseta solamente una media de 10 veces y tener muchas, puedes imaginar el impacto que tiene la industria textil.

Poca calidad = Poca durabilidad.
Ya que actualmente las modas pasan volando y las empresas de moda quieren que sus clientes vuelvan por sus bajos precios, no solo fabrican las prendas a bajo coste sino también emplean malas calidades. Al producir ropa de baja calidad, tienen menos durabilidad y hay que comprar más a menudo.

¿Qué puedes hacer contra el fast fashion?

La pregunta en realidad es otra, ¿quieres ser partícipe de esto? ¿Tu reputación respecto a tu imagen va por encima de todo lo que acabamos de enumerar? Al fin y al cabo somos una ‘manada’ que se adapta al comportamiento de los demás pero mi pregunta es: ¿De verdad quieres llevar ropa que contamina el medio ambiente, tiene muy poca calidad y se ha creado por personas en condiciones laborales pésimas? Los consejos que te podemos dar si te unes a la lucha por un mundo mejor son:
1. Lleva tu ropa durante más tiempo.
2. Compra marcas alternativas.
3. Compra ropa de segunda mano y vende la que ya no te pongas.

 

En Pretty Pink Cactus queremos aportar nuestro grano de arroz a este gran cambio creando una linea de camisetas de algodón 100% ecológico. Disponemos de dos certificaciones: GOTS y FearWear. Además, nuestras colecciones de edición limitada te harán sentir única. Écha un vistazo a nuestra tienda.

Deja un comentario